CREADOR DE CONTENIDOS AUDIOVISUALES PARA MÚSICOS

Louis Armstrong, versiones de sus temas que ampliaron mis gustos musicales

Louis Armstrong, versiones de sus temas que ampliaron mis gustos musicales

Louis Armstrong era un músico de jazz que llegó a componer varios hit singles. Su legado musical no podía caer en saco roto. Los mejores músicos han versionado sus canciones y gracias a ese viaje a la inversa he conseguido conocer otras formas de entender la música y ampliar mis gustos musicales.

A continuación, me propongo comentar esas versiones que me han ayudado a seguir la carrera de músicos de distinto pelaje y condición. Mi experiencia ha sido muy positiva y me ha ayudado mucho a entender que la música que uno escucha puede estar marcada por una serie de géneros favoritos, pero nunca hay que cerrarles las puertas a otras maneras de sentir y de interpretar.

Las versiones más conocidas de Louis Armstrong

​Todo comenzó, casi por cercanía musical, con Ella Fitzgerald y su versión de «Hello, Dolly!», escrita por Jerry Herman y popularizada por Louis Armstrong. La diva del jazz consiguió darle al tema una suavidad vocal muy acertada y logró conquistarme a la primera. Su legado musical es impresionante y sigue sorprendiendo su dulzura a la hora de interpretar todo tipo de canciones.

https://youtu.be/oJhI2oN16HY

La Wynton Marsalis Orchestra me sorprendió con una magnífica versión de «Potato Head Blues». La orquestación y una forma distinta de afrontar la melodía fueron fundamentales para que comprendiera que las canciones de Armstrong encierran muchos detalles sonoros dignos de estudio.

Cindy Lauper y «La vie en Rose» fueron mi primer contacto con el pop más rabioso. Armstrong hizo una versión de este temazo de Edith Piaf. Lauper se lo lleva a su terreno de forma magistral. La canción ha sido versionada por artistas tan dispares Iggy Pop o Andrea Bocelli. Del pop al punk rock, pasando por la ópera. Empecé a conocer otros géneros y comprendí que la misma canción puede tener distintas vidas dependiendo de quién la interprete.

Nick Cave logró, con su versión de «Mack the knife», engancharme a su música de forma inmediata. El artista, ajeno a la industria musical, consigue transmitir toda la energía de la canción y fue fundamental para que siguiera investigando su discografía y disfrutando de su forma de cantar y de componer.

Eric Clapton y Paul McCartney no necesitan presentación. Conocía perfectamente su música y fue una gran sorpresa que grabaran, en el disco Old Sock del primero de los citados, el tema «All of Me». Este clásico del jazz pasado por el tamiz de estas dos estrellas consigue brillar a gran altura.

https://youtu.be/4BSu-0bMaSQ

Bruce Springsteen y The Seeger Sessions Band grabaron una versión de «When the saints go marchin’ in» que me abrió, de par en par, las puertas al rock. The Boss consigue electrificar la melodía a la perfección y me demostró que su trabajo como cantante y guitarrista merecía mayor atención por mi parte.

Ray Charles, siguiendo por la senda del rock, logró, con su versión de «Ain´t misbehavin?», abrirme la mente hacia la simplicidad, hacia la melodía y hacia la eterna energía del género arriba mencionado. Es una de mis versiones favoritas.

La canción más versionada de Armstrong es, sin duda alguna, «What a wonderful world». Este tema ha sido interpretado por Lou Reed, Kenny G, Nick Cave, BB King, Marianne Faithfull, Rod Stewart y Stevie Wonder, Kenny Burrell y Willie Nelson. La versión que todos conocemos es la que hiciera el propio Armstrong de este tema. Louis pensaba que la canción tenía algo especial y no dudó en grabarla de otra forma. Su éxito ha confirmado que acertó de lleno. De hecho, es uno de los temas que más royalties ha generado a lo largo de la historia de la música.

De los artistas arriba indicados aprendí que el rock tiene muchas vertientes, algunas más salvajes- como la de Lou Reed-, otras más convencionales- como la de Rod Stewart- y la mayoría acertadas. Otras tendencias musicales como el country, de la mano de Willie Nelson, fueron mi primer contacto con un género que hoy en día es fundamental para mí por todo lo que me aporta.

Pero de todas las versiones de este hit single me quedo con la que hiciera Joey Ramone en 2001. El líder de los Ramones estaba ya herido de muerte y, de hecho, su disco en solitario se editó de manera póstuma. Escuchar al cantante apostando por un mundo maravilloso, aun sabiendo que le quedaban semanas de vida, es impresionante. De hecho, esa sensación casi agónica, esa rabia punk y esas ganas de hacer una versión histórica permanecen en el oyente. De ahí a escuchar la discografía de los Ramones, y a convertirme en un fan de la banda, solo había un paso.

Como habrás comprobado, la música no deja de ser una red de elementos que tienen en común una melodía. Abre tu mente, como yo gracias a Louis Armstrong, no te quedes siempre en el mismo género y lograrás disfrutar de la música, de distintas formas de entender la vida y de artistas que están ahí esperando a que los descubras.

Listas de reproducción

https://www.youtube.com/watch?v=oJhI2oN16HY&list=PLMeoVbHHtwF8JHVHn-JF_vo15FRKpYFSV


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©2023 jorgiyo bideoklip.com